miércoles, septiembre 02, 2009

Equivocarse de Carrera

Nuestra carrera profesional está intrínsecamente relacionada con nuestra autoestima y también con nuestro ego, una carrera profesional próspera que nos guste es uno de los grandes deseos de las personas, a muchas personas no les importa que sus finanzas, su vida social, su vida familiar o su salud se deteriore mientras su carrera está yendo bien.

Por otro lado si tu carrera va mal aunque tengas estabilidad económica, tu vida familiar este en óptimas condiciones, tengas muchos amigos y una salud envidiable, te sentirás insatisfecho y hasta frustrado.

Robins Sharma asegura que habrá mucha gente que el lecho de muerte se lamentará haber pasado demasiado tiempo en el trabajo que con su familia, y es que el desarrollar una carrera te puede absorber mucho; es muy explotado en la telenovelas y películas los padres que por darle un “gran futuro” a sus hijos, no pasan el tiempo suficiente con ellos.

Tienes derecho a cometer errores.- Los únicos que no quieren cometer errores son los que no quieren que las cosas se realicen, los errores no son perjudiciales sino más bien útiles para crecer y madurar, los errores son el feedback para corregir nuestra vida, un error es sólo un paso en el camino del éxito, obviamente debes tener cuidado de cometer errores que no se puedan subsanar después.

El estudiar una carrera equivocada no es un error que no se puede subsanar, sino más bien una experiencia valiosa para tu autoconocimiento y Desarrollo Personal, esto te permitirá tomar mejores decisiones en el futuro y aconsejar a otros para que no cometan los mismos errores que tu.

Perdónate por tus fallas.- Si tomas conciencia que te haz equivocado de carrera entonces no tienes que sentirte mal, los únicos que no cometen fallas son quienes no intentan nada, tampoco tienes que sentirte obligado a ejercer esa carrera o a seguir invirtiendo más en ella.
Imagínate que es como cocinar un platillo y que salió mal, uno que no tiene ni buen olor, ni buen sabor ¿Te parece inteligente seguir hacer varios platillos de lo mismo para compartir con todos tus amigos? Para mí más inteligente es cambiar de receta.

No finjas que te gusta.- Ejercer la carrera correcta es una de las mejores bendiciones para tu vida, ejercer la carrera equivocada es una de las peores maldiciones de esta vida; muchas personas al equivocarse de carrera y pensar ¿Qué van a decir mis amigos? no la abandonan, otros planean el obtener el título ejercerla un tiempo y luego cambiar de carrera disimuladamente, estos pierden tiempo y dinero por las opiniones de los demás.

Por último están los que se dan cuenta que no les agrada su carrera, ni les despierta pasión, ni les da satisfacción, sino más bien es en cierta forma una carga, pero se resignan y planean el ejercerla, total “ya la terminaron” según ellos; decidirte y planear ejercer una carrera equivocada cuando estás consciente o tienes indicios de que no es la correcta es simplemente planificar tu infelicidad.

Recorta las pérdidas.- No importa si estás a un año de salir de la facultad, dedicar un año más a algo que no te gusta es perder un año de tu vida, hay personas que se accidentan y quedan un par de meses recuperándose y sienten que han perdido mucho tiempo, cuanto más perder un año.

El que estés realizando tareas y exámenes no quiere decir que estés avanzando, todas esas actividades te dan la falsa sensación de que estás logrando algo.
Si llegas ala conclusión de que determinada carrera no te va a satisfacer y puede llegar a ser una carga y no un motivo de alegría en tu vida y la sigues ejerciendo entonces:

-Vas a perder tiempo
-Vas a perder dinero
-Vas a trabajar en vano
-Vas a perder energía

Lo más inteligente que puedes hacer es abandonar esa carrera lo antes posible, no faltará alguien que te anime a terminar la carrera y que luego te pongas a estudiar otra si no te agrada, pero ten en cuenta que este consejo hace que tu miedo a perder supere a tus deseos de ganar.

Tuve un amigo que terminó la carrera, sacó su título y después se fue a trabajar a otro país donde su título no le sirve, por su miedo a perder 4 años de estudio decidió malgastar 1 de estudio y un montón de dinero para conseguir un cartón que en otro país no le sirve de nada, es el mejor ejemplo que tengo de las consecuencias que sobrevienen cuando te importa más “no perder” en lugar de “ganar“.

Alguien que le interese más “ganar” que “no perder” se daría tiempo para identificar sus pasiones y aficiones, sus creencias, sus habilidades y luego escogería una carrera con mayores posibilidades de satisfacción, abandonaría sin remordimientos la anterior carrera y estaría feliz de emprender un nuevo camino hacia un final mejor que el ofrecido anteriormente.

Identifica tus valores.- Si no te satisface una carrera es en parte porque te hacía ir en contra de lo que valoras y quieres en la vida.
Si eres una persona que ama la paz mental, la tranquilidad y la sencillez, estoy seguro que estudiar Derecho o Neurocirugía no es para ti.
Creo que todos los estudiantes deberían explorar profundamente sus valores, creencias y talentos antes de escoger una carrera determinada,


Estuve hablando hace tiempo con una amiga que es varios años mayor que yo y la mayoría de sus amigos ya son profesionales y me dijo que le parecía increíble que varios de sus amigos habían estudiado una cosa y se habían dedicado a otra.
Según recuerdo uno de ellos había estudiado algo relacionado con la aduana y terminó siendo administrador de empresas (sin estudiar administración de empresas), otros tenían sus propios negocios y uno de ellos le había dicho “para que complicarme la vida si de esto vivo y vivo bien”.
De mis compañeros que se graduaron tanto de la secundaria como de la Universidad:

1.- Un par se fueron a trabajar al extranjero de cualquier cosa pero no como profesionales.
2.- Varios están estudiando otra carrera, sin ejercer la que terminaron.
3.- Hay quienes están trabajando en un área que no es está relacionada con la carrera que estudiaron.

Esto sin contar a quienes abandonaron el estudio por ponerse a trabajar (a algunos les está yendo bien a otros no tanto).
Al final parte de la moraleja es esto:

SIN IMPORTAR A LO QUE TE DEDIQUES HOY O EN EL FUTURO LO ÚNICO QUE IMPORTA ES QUE TE VAYA BIEN.

No hay comentarios: