domingo, abril 25, 2010

Mala suerte...

Imaginense este hombre estadounidense de 79 años que compró un boleto de lotería, pero murió de un ataque al corazón, sin saber que se había ganado 10 millones de dólares y que todo el dinero le quedaría su viuda. ¡Que tal!

Donald Peters compró dos cupones de lotería en una tienda de su pueblo en el estado de Connecticut el 1 de noviembre. Para Peters y su mujer Charlotte, con la que llevaba casado 59 años, la compra de los boletos suponía una tradición anual que la pareja realizaba desde los últimos 20 años.

Ese mismo día, Peters, un empleado jubilado de una fábrica de sombreros, sufrió un ataque al corazón mientras trabajaba en su jardín de Danbury.

El viernes, su viuda cobró uno de los cupones, que resultó ser una combinación ganadora de 10 millones de dólares. Charlotte Peters no había cobrado el cupón hasta entonces debido a la súbita muerte de su marido.


¿Que pensaría el pobre hombre de que ganó el premio de lotería? Según los hijos de este comentan que se hubiera enfurecido de haberse dado cuenta que murió y que no pudo cobrar la jugosa suma de dinero, sino que le quedó a su viuda e hijos.

1 comentario:

Fernando Manda dijo...

así es la ley de murphy xD